Avisar de contenido inadecuado
Expand

Tiempo de cambios: adiós a LA BIBLIOTECA IMAGINARIA

Empiezo a escribir este artículo a las 12.11 horas de este otoñal miércoles 21 de noviembre. En estos momentos tengo abierto el panel de control de La Biblioteca Imaginaria (www.labibliotecaimaginaria.com). La web ha tenido 58 visitas en lo que va de día, 228 el lunes, 137 ayer. Puede parecer bastante; pero en realidad no lo es, sobre todo si tenemos en cuenta de que este proyecto de recomendaciones literarias comenzó hace más de cuatro años (los primeros cuatro, bajo el dominio www.labibliotecaimaginaria.es) y tiene su propio perfil en Facebook (entre otras muchas cosas que he hecho por patrocinarlo a lo largo de este tiempo). Con estas cifras, ¡no es de extrañar que las editoriales dejen de mandarnos libros para reseñar!

Este es uno de los motivos que me hace reafirmarme una vez más en mi decisión de cerrar La Biblioteca Imaginaria en unos meses.

Hay mucha gente que no entiende que yo haya tomado esta decisión. Está bien que les guste el proyecto y que lo echen de menos cuando ya no esté; aunque, por otro lado, siento que no empatizan lo suficientemente conmigo. Pienso que si todas estas personas hubieran trabajado una media de cuatro horas al día durante siete días a la semana durante más de cuatro años seguidos (descansando pocos, muy poquitos díasI), sin recibir ninguna remuneración económica por ello (incluso gastando dinero de un bolsillo cada vez más pobre), sacrificando horas de escritura por este proyecto (porque, amigos, yo ante todo quiero ser escritora), enemistándote con gente, calentándote la cabeza una y otra vez,  creo que también ellos y ellas estarían muy quemados y con ganas de acabar con todo cuanto antes mejor.

No, no pienso cambiar de idea. A veces es necesario cerrar puertas para poder abrir otras. Tengo muchos proyectos en mente (puede que algunos relacionados con las reseñas, aunque ya os adelanto también que no pienso reseñar para ninguna otra web o blog), proyectos tal vez mucho más ambiciosos y reconfortantes para mí. Puede que os hable de ellos otro día. Por ahora os dejo ya en paz. Feliz día. 

{
}

!Sobre el blog

Existe una manera barata y limpia de viajar. No necesitas salir de casa ni hacer las maletas. Viaja con la imaginación, te sorprenderá lo mucho que hay por descubrir.

Leer más sobre este blog en Obolog

Expand

La Judería, casa museo de Granada

Después de un largo periodo de descanso, vuelvo a este blog para comentaros que acaban de publicar un artículo mío en el blog de un amigo sobre La Judería de Granada, una Casa Museo muy especial. Os voy a dejar aquí el enlace. Espero que os guste el artículo y que os animéis a visitar este lugar si pasáis por Granada: 

http://piensaenbrooklyn.blogspot.com.es/2012/09/la-juderia-por-cristina-monteoliva.html 

 

{
}
Expand

¿Es así el mundo editorial?

"Es así de verdad el mundo editorial?", es una de las muchas preguntas que muchos se estarán haciendo después de ver este video de Andreu Martín que hoy os pongo. 

Es probable que muchos ya lo conozcáis (está dando vueltas y vueltas en facebook desde hace unos días). Para los que no, os cuento, como introducción, que el escritor nos habla en este video un poco sobre como son las cosas en las editoriales con respecto a lo que van a publicar. Vedlo y luego os cuento: 

 El video es interesante. Desde luego, Andreu sabe de lo que habla. Aunque, ¿se puede aplicar todo lo que cuenta a tooooodas las editoriales? Yo creo que no. Por lo pronto, hoy en día hay muchas editoriales que directamente solo editan pequeñas tiradas, sea quien sea el autor, y luego, si la cosa funciona, hacen reediciones. También creo que muchas de ellas, precisamente por ser más pequeñas y poder arriesgar menos, miran muy bien a quien van a editar, y lo hacen siempre muy meditadamente... Pero, en fin, como ya digo, mucho de cierto tiene que haber también en lo que se dice en este video. 
¿Qué significa exactamente el final? Yo también me lo pregunto. ¡Espero ver el siguiente video del autor para que nos lo explique!  

Expand

Escribir una novela en un restaurante de comida rápida.

¿Escribir en casa o fuera? Lo ideal sería ponerse a escribir en cuanto llega la inspiración, estés donde estés. Y, según un anuncio de una conocida cadena de restaurantes de comida rápida, la inspiración llega precisamente en sus locales. 

La verdad es que el anuncio es muy bueno. Los que lo han hecho posible, guionistas, director, actores, etc, merecen un más que merecido aplauso. Pero a mí el mensaje no acaba de convencerme. O, al menos, no he encontrado todavía un restaurante de la cadena lo suficientemente acogedor como para que me de por escribir allí. Porque sus restaurantes son funcionales, luminosos, y su personal, que trabaja a destajo, suele ser amable. Pero de ahí a que te de por escribir allí... 

Tal vez me equivoque, que no te digo yo que no. Pero para comprobarlo, tendría que desplazarme hasta la estación de autobuses, que es donde está al más cercano. Porque esa es otra: en Granada ya no queda ninguno en el centro...  

En fin, que os dejo con la versión extendida del anuncio, que, insisto, como tal está muy bien (a pesar de que el mensaje, me repito de nuevo, no me acabe de convencer): 

Expand

Cómo superar la sequía literaria... ¡qué alguien me lo explique!

Hubo un tiempo, hace muchos años, en el que escribía novelas como churros. Eran novelas malas, escritas con prisa, pero con mucha ilusión, sin corrección alguna ni ganas de ello. Por supuesto, ninguna de ellas podría ser publicada, pero yo me divertía mucho mientras las iba escribiendo y sé que mis pocos lectores también se lo pasaron bien con la lectura. 


Conforme fueron pasaron los años, me fui dando cuenta de una cosa: mis ideas no eran malas, pero mi escritura tenía que mejorar sustancialmente. Y me puse a ello con cursillos, libros y muchas, muchísimas lecturas.


La vagancia es muy mala consejera, y a veces para escribir necesitas un incentivo que, para mí, suele ser un "tiempo de entrega". Los concursos son un buen ejemplo de ello, así que me puse a concursar. (Y no gané nada... y luego me desilusioné mucho...Pero ahora no quiero entrar en esto). También vale el tener algún que otro "lector conejillo de indias", aunque actualmente también haya quedado descartada esa posibilidad (a los últimos, a los cuáles les iba mandando capítulo a capítulo de una novela, los dejé a mitad de la historia...Y, además, ahora está todo el mundo muy ocupado como para pretender que estén pendientes de mí y de mis paranoyas literarias...) 

Así que así estoy yo ahora: sin nada que me impulse a escribir, porque los concursos me deprimen, porque no quiero agobiar a la gente con mis escritos inacabados, porque pensar en el mercado editorial es muy agobiante (que si modas, que si editoriales que no contestan, que si escribes muy bien, pero esto no se vende...) y el papel en blanco, en definitiva, se me hace muy cuesta arriba. Quisiera salir de este bache, por supuesto. Es más: quisiera volver a los inicios, a aquellos tiempos en los que escribir era un verdadero placer y nada, ni el poco tiempo, ni lo agobiante que es llegar a las editoriales, ni el pensar que "ahora lo estoy haciendo fatal, no voy a seguir hasta que este párrafo quede perfecto" me importaban un pimiento. Pero no puedo desaprender (a no ser que me pegue un golpe y pierda parte de mi memoria, claro. Con la suerte que tengo, seguro que perdía lo que me hace falta y me acordaba de todo lo malo...). No puedo olvidar lo aprendido ni dejar de ser consciente de la realidad a la que los escritores nos enfrentamos. 

En fin, dejo ya de quejarme y me voy al sofá, que es donde mi amiga vagancia me ha dicho que estoy mejor últimamente... 

 

Expand

Llamamiento literario

Es difícil superar la criba de algunos agentes literarios (no, ellos no coge a cualquiera), esperar después meses para que te encuentren editorial y, finalmente, recibir una respuesta tan agridulce como esta: "he leído con interés tu manuscrito. Me gusta mucho como escribes, pero lo que nos ofreces se ha pasado de moda. Ahora mismo no podemos apostar por tu novela, pero en cuanto tengas otra cosa, pásanoslo". 
Si una novela parece que es buena, ¿por qué no publicarla, aunque el tema que trate ya no esté tan en auge? ¿Es que nadie tiene en cuenta que esos temas ya pasados, según algunos, tienen montones de seguidores potenciales, fans incondicionales del género?
En fin, que no me enrollo más y voy a lo que voy: una amiga de Facebook está intentando publicar su novela, y ahora mismo lo que necesita es hacer presión demostrando que tiene apoyo, gente que la compraría si se pusiera en venta. Si quieres saber algo más sobre el tema, 

https://www.facebook.com/YoTambienQuieroQuePubliquenLaSagaAiDeMariaMartinez

Expand

Video de la presentación de EL PAIS DE LOS CIEGOS en GRANADA

El pasado 2 de marzo tuve el placer de ejercer como presentadora de un libro por primera vez en mi vida. El libro en cuestión es EL PAÍS DE LOS CIEGOS, de CLAUDIO CERDÁN. El acto tuvo lugar en la SALA NUEVA GALA, en Granada. Y si queréis saber más, sólo tenéis que pinchad en el link y ver el video... 

http://www.youtube.com/watch?v=95UVDiQAJB4&feature=youtu.be