Avisar de contenido inadecuado

Cómo superar la sequía literaria... ¡qué alguien me lo explique!

{
}

Hubo un tiempo, hace muchos años, en el que escribía novelas como churros. Eran novelas malas, escritas con prisa, pero con mucha ilusión, sin corrección alguna ni ganas de ello. Por supuesto, ninguna de ellas podría ser publicada, pero yo me divertía mucho mientras las iba escribiendo y sé que mis pocos lectores también se lo pasaron bien con la lectura. 


Conforme fueron pasaron los años, me fui dando cuenta de una cosa: mis ideas no eran malas, pero mi escritura tenía que mejorar sustancialmente. Y me puse a ello con cursillos, libros y muchas, muchísimas lecturas.


La vagancia es muy mala consejera, y a veces para escribir necesitas un incentivo que, para mí, suele ser un "tiempo de entrega". Los concursos son un buen ejemplo de ello, así que me puse a concursar. (Y no gané nada... y luego me desilusioné mucho...Pero ahora no quiero entrar en esto). También vale el tener algún que otro "lector conejillo de indias", aunque actualmente también haya quedado descartada esa posibilidad (a los últimos, a los cuáles les iba mandando capítulo a capítulo de una novela, los dejé a mitad de la historia...Y, además, ahora está todo el mundo muy ocupado como para pretender que estén pendientes de mí y de mis paranoyas literarias...) 

Así que así estoy yo ahora: sin nada que me impulse a escribir, porque los concursos me deprimen, porque no quiero agobiar a la gente con mis escritos inacabados, porque pensar en el mercado editorial es muy agobiante (que si modas, que si editoriales que no contestan, que si escribes muy bien, pero esto no se vende...) y el papel en blanco, en definitiva, se me hace muy cuesta arriba. Quisiera salir de este bache, por supuesto. Es más: quisiera volver a los inicios, a aquellos tiempos en los que escribir era un verdadero placer y nada, ni el poco tiempo, ni lo agobiante que es llegar a las editoriales, ni el pensar que "ahora lo estoy haciendo fatal, no voy a seguir hasta que este párrafo quede perfecto" me importaban un pimiento. Pero no puedo desaprender (a no ser que me pegue un golpe y pierda parte de mi memoria, claro. Con la suerte que tengo, seguro que perdía lo que me hace falta y me acordaba de todo lo malo...). No puedo olvidar lo aprendido ni dejar de ser consciente de la realidad a la que los escritores nos enfrentamos. 

En fin, dejo ya de quejarme y me voy al sofá, que es donde mi amiga vagancia me ha dicho que estoy mejor últimamente... 

 

{
}
{
}

Comentarios Cómo superar la sequía literaria... ¡qué alguien me lo explique!

¿No será que cada vez tenemos más responsabilidades y es más difícil organizarse? :D
José Ángel Muriel José Ángel Muriel 22/05/2012 a las 15:35
Bueno, La Biblioteca Imaginaria es una responsabilidad autoimpuesta... 

Deja tu comentario Cómo superar la sequía literaria... ¡qué alguien me lo explique!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre